Dress-code y manuales de estilo. ¿Quién paga los tacones?

Nuestra compañera Teresa Hueso publica en la revista especializada InfoHoreca un interesante artículo sobre el dress-code en el mundo de la hostelería. En el texto, parte de dos sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Andalucía para clarificar las diversas opciones de la exigencia en el uso de los dress-codes y distinguir los límites de los mismos.

"Si las prendas tienen la especialidad de la imagen corporativa y sólo se pueden usar en el centro de trabajo, y en ningún otro lugar ajeno al mismo, será la empresa la que asumirá su coste", afirma Hueso en su artículo.

Si quieres leer el texto completo, pulsa aquí

SUBIR