El reloj para marcar las horas de trabajo que hace enloquecer

Nuestra compañera del Departamento Laboral Teresa Hueso publica en el medio especializado El Derecho un artículo en relación a la nueva Ley que obliga a cumplimentar un registro horario en el puesto de trabajo. En el texto analiza cómo ha sido el primer mes de este cambio normativo y las cuestiones que más interés han suscitado a la hora de implantar estas medidas.

"Las únicas excepciones en su cumplimiento son las 'relaciones laborales especiales' (empleados hogar, artistas, deportistas, estibadores, personas con discapacidad y personal de alta dirección; autónomos y algunos trabajadores por carretera). El resto de empresas están obligadas y 'en modo ajuste de reloj'", explica Hueso en el artículo.

Nuestra compañera explica que en este primer mes, las dificultades surgidas a la hora de implantar esta ley "superan las peores previsiones: sensación de caos y de falta de información respecto del empresariado, en especial las pequeñas y medianas empresas (la mayoría en España) y las microempresas y autónomos, que intentan acomodar dichas medidas con la mayor seguridad jurídica, porque no disponían de registros y tampoco cuentan con representación sindical para poder negociar; más el temor de sufrir sanciones por Inspección de Trabajo. Las grandes empresas prácticamente ya disponían de un registro horario".

Hueso comenta que los controles a empresas ya han empezado funcionar para comprobar la entrada en vigor de este registro. "Sectores de actividad: banca, hostelería, consultoría, comercio, por citar algunos, están siendo prioritarios para inicial 'el control' del registro por parte de la Inspección. Porque tienen constatado que son sectores que más horas extras 'irregulares generan'".

Pulsa aquí para leer la noticia

SUBIR